domingo, 31 de agosto de 2014

Fifty Fifty Blues Band: 100% Blues eléctrico.


La corriente de blues que nos llega últimamente de Compostela es tan fuerte, que ni una sala habitualmente orientada al jazz se puede resistir al poder y la energía que estas bandas desprenden.

Sin duda Santiago se ha convertido en la capital del blues gallego, nuestro Chicago particular en Galicia, y en la sala Xancarajazz se han dado cuenta y decidieron traerse un pedacito de esa magia a la mítica sala viguesa.

Los que hayais tenido la suerte de disfrutar en directo algo de lo vivido en las calles de la capital gallega durante este mes de agosto por consecuencia del Festival Feito a Man, sabreis bien de lo que hablo. El blues inundó las calles de la ciudad y la afluencia de gente a los conciertos demostró con creces que el este estilo musical está muy vivo.

De entre todas estas muchas bandas, a principios de verano sobresalió con fuerza, y creando mucha expectación, un cuarteto de blues eléctrico de nombre muy acertado, y que contaba con la prometedora y talentosa Laura Solla a las seis cuerdas. Nosotros desde un principio pusimos los ojos sobre este grupo, pues sus intenciones eran muy buenas y a Laura ya la conociamos bien de anteriores proyectos y colaboraciones, y que formase parte de los Fifty Fifty era como apostar sobre seguro. Cuando supimos que se dejaban caer por Vigo ni lo dudamos, y pudimos comprobar que no estabamos equivocados, y que la banda es mucho mas que la joven guitarrista.

Fifty Fifty Blues Band está formada por Lucía Fernández dandole profundidad a los temas con el bajo, Luis Becares dando caña a la batería, Javier Gradín poniendo la pasión a los temas con su pedazo voz y la ya mencionada Laura Solla dando ese punto extra que te da el tener un guitarrista con talento a raudales.

Con tan buenas credenciales nos presentamos en la pequeña pero encantadora sala, una de esas donde nada mas entrar se respira buena música en el ambiente, y vaya si nos la ofrecieron. Aún no tienen temas propios, pero nos dieron un buen puñado de clásicos de blues eléctrico muy bien interpretados como el Black Magic Woman de Fletwwod Mac que os dejo a continuación.


La breve pero intensa actuación nos fué dejando joyitas por todos conocidas de grandes mitos del género como Stevie Ray Vaugham y su Pride and Joy, el A Million Miles Away de Rory Galagher, el Everyday I Have The Blues de B.B. King o el Hoochie Coochie Man del gran Muddy Waters.


Como veis la cosa fué de lo mas clásica, no falto algún tema de Rory Gallagher, Bo Diddley o John Mayal & The Bluesbreakers, aunque tambien se atrevieron a sorprendernos con el Money de Pink Floyd, detalle que a mi personalmente me encantó.

En definitiva, talento les sobra, de eso no hay duda, y gusto musical tienen a raudales, el problema es que se les nota que llevan muy poco tiempo tocando juntos, pero en cuanto estén mas rodados y tengan algunos temas suyos que añadir al repertorio, tendremos una banda que nos va a dar noches legendarias. No me malinterpreteis, suenan cojonudamente bien, pero por lo que he visto, estos cuatro tienen que ponerse el listón muy alto, y aún les queda tiempo y trabajo para alcanzarlo pues son muy jovenes y como ya he comentado no llevan mas que unos meses juntos. Estoy convencido de que tienen mucho mas que ofrecernos y de que van a dar de que hablar. Sin duda banda a seguir.

Salúd y ¡Rock & Soul & Things!


GALERÍA DE IMÁGENES




 























sábado, 30 de agosto de 2014

The Soul Jacket crece, sus raíces se mantienen.


Me imagino que muchos estareis pensando...ya está este otra vez mas con The Soul Jacket...¡pues si joder! Estoy de nuevo con ellos porque cada concierto que pasa esta banda crece, y os aseguro que van camino de rozar la perfección, sin perder de vista ese excelente gusto por la música con raíces negras.

Sus raíces no solo se mantienen en su gusto musical, los temas nuevos aportan elementos y estilos diferentes sin que la idea original quede deformada, y al mismo tiempo que crecen en su sonido siguen acudiendo a lugares ya habituales en su carrera como la mítica y encantadora Taberna Marrucho de Baiona. Esa fidelidad con este lugar viene de lejos, como decía el propio Toño con exactitud casi milimétrica: "de la hostia de años".

La sala, a la que se accede por una llamativa terraza, es pequeña, muy acojedora y con un encanto entre rústico y rockero que mola mucho. Pronto se llenó mientras el grupo se ponía a punto, y cuando empezó a sonar el Brothers II con el que comenzaron el concierto, ya nos dimos cuenta de que iba a ser una noche de sudar de lo lindo...¡pero merecería la pena!

No suelen empezarse con rodeos estos chicos, y si ya la primera fué potente, que deciros de la siguiente. Con People, tema cada día mas y mas rodado, Toño demuestra hasta donde llega su chorro de voz, y la fuerza y ritmo de la canción son perfectas para terminar de poner en órbita a los presentes, cosa que si no consiguieron ya con estas dos primeras (que lo hicieron), seguro que lo lograron cuando tiraron de uno de sus clásicos mas alabados del Wood Mama como es Ohio.


Sin el problema de la "sobre-iluminación" que les acechó en Goián (de hecho en esta ocasión Jann y Mauro estaban casi entre las penumbras), el calor humano se iba conviertiendo en su rival a vencer esa noche, y lo fueron consiguiendo con mucho líquido y buen humor.

Y si de buen humor se trata, hay un tema de su anunciadísimo próximo LP (que por cierto saldrá al fín en octubre) que se ha ido ganando en estas últimas fechas a la gente porque lo transmite, sin duda Where is my money? es un tema muy pegadizo y perfecto para el directo por como implica al público, que inevitablemente acaba cantando eso de "¿dónde esta mi dinero cariño?".

Llegados a este punto toco relajarse un poco con algo que yo todavía no había escuchado. Se sacaron de la manga un pedazo soul llamado Do it right que causó tal sensación en la sala que hasta Suso de Discos Elepé lo aprovó con su bendición allí mismo.

A continuación llegaría la para mi mal definida por Toño como "nuestra pequeña opera rock", y si, digo mal definida, porque de pequeña no tiene nada. Es ya algo tan habitual, que ni me sorprende ver a todos girandose y haciendo gestos de asombro y admiración cuando el solo de Guillermo llega a su fín, y aunque esta vez lo acabó sin romper ninguna cuerda como le sucedió en Goián, le pasó el mal fario a Jorge, que fué el que tuvo que terminar el tema en esta ocasión con solo cinco cuerdas en su Gibson SG...eso si, de un modo soberbio. ¡Vaya dos guitarristas! Aún a pesar de esos problemas es increible como bordan un tema de tal magnitud y que tocan hace relativamente poco tiempo en directo.

De vuelta a los temas nuevos, y tras solucionar el percance de la cuerda, se tocaron del tirón Moonshine Whiskey Rye y Brothers I, dos habituales también en las últimas fechas a las que poco a poco les van cogiendo el punto y la soltura necesaria sobre el escenario.


Con las dos siguientes a mi en particular me ganaron, Nah nah nah no estaba sonando en las últimas ocasiones en que yo los había visto en directo, y realmente me parecía una pena porque me da la impresión de que es un tema genial para el directo, y sin duda animó mucho a la gente antes de rematarnos con otro de sus clásicos entre clásicos, Rock & soul thing. Esta última la tocan con tal facilidad y precisión a estas alturas que parece hasta sencillo hacer lo que hacen.
La facilidad que tienen para convertir en clásicos algunos temas que no están aún ni grabados como Flamingos, habla por si solo de la magnitud de esta banda, y como ya he repetido varias veces en esta crónica, les están cogiendo el punto a las nuevas, y cada vez suenan mejor temas como este que sería la antesala del último antes de los bises. Scraping the bowl es un rock & roll perfecto para acabar con la gente excitada y ellos lo saben y lo explotan con asiduidad.

Aunque la gente en la sala ya no tenía ni fuerzas para gritar eso de "¡otra, otra!" por causa del calor apabullante, la banda (aún mas sofocada que el público) volvió al escenario y nos deleitó con tres temas mas.

Como ya suele ser habitual, Revolutionits fué la primera en los bises, con un Toño entregado a la revolución y al espectáculo, espectáculo que dió la banda en general en Stampending Cattle, en especial Xabi con un solo de teclado increible.


Ya para rematar (esta vez si), el Have you seen my baby revolucionado de Randy Newman, que pasa de ser un blues melancólico a un rock & roll desbocado en las manos de estos genios, con un Jorge a la guitarra y un Mauro a la batería soberbios. Espectaculares durante todo el concierto los dos, al igual que Jann que aún cubierto por las sombras brilló con luz propia al bajo.

En definitiva, no tengo mucho mas que añadir a lo que siempre digo de ellos, siguen creciendo, y me siguen pareciendo la mejor banda que hay en la actualidad, ya no solo por lo buenos que son cada uno de ellos, si no por el exquisito gusto que muestran en cada una de sus composiciones. Se nota el absoluto cuidado y el amor por lo que hacen en cada uno de sus acordes, y ademas saben ejecutar ese perfecto mestizaje que es su música con total precisión.

Seguiremos aguardando por el nuevo disco con ansia, aunque quizá en Rock & Soul & Things todavía nos de por acercarnos a verles en un escenario extraño para una banda de este estilo como es el del SonRias Baixas. Hasta entonces...

Salúd y ¡Rock & Soul & Things!


GALERÍA DE IMÁGENES



 

























miércoles, 27 de agosto de 2014

Jay Doe y los Missin´ Blues


Los que seguís con asiduidad este blog o nuestra homónima página de Facebook, sabeis que desde los pocos medios de que disponemos, tratamos siempre de contaros todo lo que podemos sobre lo que pasa por Galicia en cuanto a rock, blues o soul se refiere. Ojalá pudiesemos cubrir todos los conciertos que os anunciamos en la ya mencionada página de Facebook, pero eso nos es imposible, y últimamente ha habido un bluesman que no ha parado de tocar por aquí y al que lamentáblemente no hemos podido atender como se merece.

Javier Casal, guitarrista y voz de la banda de O Porriño, Missin´ Blues, se ha destapado últimemente en solitario con el sobrenombre de Jay Doe, y no hemos parado de recibir mas que alabanzas hacia el.

Durante todos los jueves de el mes de agosto ha hecho disfrutar a un buen puñado de personas en La Pecera (Vigo) de puro blues del delta made in Galicia, a la vez que ocupaba todavía mas fechas por otros locales de los alrededores de Vigo. Desde lo mas clásico como temas de Robert Johnson, pasando por otros de Clapton, hasta llegar incluso a tocar algo de grupos como los The Rolling Stones. En su repertorio abundan temas de blues, rithm and blues, country y pinceladas de swing y jazz. En fin, que no ha parado de deslumbrar con su talento como podeis observar en el que es su primer videoclip en solitario.


video

Missin´ Blues por otra parte, es una banda creada en 2012 en O Porriño, y que poco a poco va haciendose cada vez un nombre mas y mas importante. La base es la misma que la de Jay Doe, blues del delta, pero junto a Javier Casal, que se ocupa de la guitarra, el dobro y la voz, están Marcos Legazpi, un auténtico todoterreno de la música, que abarca campos como la producción o la composición, y que en este proyecto está a la guitarra y a los coros, Paco Dicienta, que algunos conocerán del dúo Two in the Mirror al contrabajo, y Lucas Fernández a la batería.



En definitiva, blues acústico en dos formatos diferentes pero con el mismo fondo y con una excelente calidad en la ejecución. Esperamos poder ofreceros pronto la crónica de uno de sus conciertos, pero si no quereis esperar estad atentos a nuestra página de Facebook o a los sitios de Jay Doy y Missin´ Blues que os dejaremos a continuación. En las tres encontrareis anuncios de sus conciertos y podreis verlos y oirlos vosotros mismos en persona, que es como mas se disfruta el blues.

www.Jay Doe.com
www.MissinBlues.net


Salúd y ¡Rock & Soul & Things!

domingo, 17 de agosto de 2014

The Limboos: El ritmo del Rhythm & Blues.


Hace unos dias empezó a llegar un nombre con fuerza a mis oidos, The Limboos. Resulta que esta banda afincada en Madrid visitaba nuestra adorada Salason, y a pesar de ser un grupo sin ningún LP publicado todavía, el revuelo en torno a ellos era grande, así que decidí acercarme a verlos en directo...¡que gran acierto!

No habían terminado el primer tema y ya me dí cuenta de que iba a ser una noche de mucho ritmo y baile. Con un tema que era una especie de Mambo fusionado con Rhythm & Blues dejaban claro que no iban a dejar a nadie indiferente, y pronto comprendí a que venía ese nombre con el que etiquetan su estilo, "Exotic R&B". Le va que ni pintado.


Durante el concierto la banda nos iba a presentar los temas de su inminente LP (que pinta muy bien), deleitarnos con temas como el que mas arriba teneis y que forma parte de su single ya a la venta, y por supuesto algún cover de grandes temas del R&B como el "Have you ever loved a woman" de Freddy King entre otros.


Realmente se me hace dificil definir su estilo, porque es la pura y absoluta mezcla de múltiples estilos, todos ellos muy rítmicos. Desde el R&B (que es la base de todo su sonido), pasando por el mambo, chachachá, surf, rock and roll e incluso reggea, todo con la intención final de poner a la gente en movimiento, cosa que consiguen con su energía y pasión sobre el escenario. Es tan fuerte esa sensación que transmiten que se contagia al público con tal rapidez que en el primer tema la exaltación ya agitaba a toda la sala.


Supongo que habitualmente los elogios van dirigidos a Roi Fontoira, vocalista y guitarrista del grupo, cosa que no me extraña, porque ambas facetas las domina envidiablemente, pero a mi me gustaría resaltar a Sergio Alarcón, que toco la guitarra, el órgano y las maracas (a veces dos cosas a la vez), hizo coros, bailaba sin parar mientras hacía todo esto y aún le sobró fuerza para cantar un tema cuando el concierto estaba llegando a su fín. ¡Que despliegue! Mención especial también para Daniela Kennedy, que al parecer tan solo lleva un año tocando la batería, ¡y lo hace de vicio!

En definitiva, teneis que aprovechar cualquier ocasión que se os presente para verlos en directo, porque es digno de ver el espectáculo que ofrecen, definirlo con palabras no es nada facil, y en los videos no se aprecia ni de cerca toda la fuerza y buen rollo que transmiten sobre el escenario. Sin duda grupo a seguir.

Salúd y ¡Rock & Soul & Things!


GALERÍA DE IMÁGENES